Entradas

Mostrando las entradas de marzo 31, 2018

La felicidad de verdad

Viernes Santo

Para meditar en casa la Pasión de Jesús

VIERNES SANTO: MARÍA, LA QUE PERMANECE EN PIE
María permanece al pie de la cruz, paralizada por el dolor y movida por el Amor y la confianza en Dios. María nunca fue una mujer ingenua, era perfectamente consciente en todo momento de que el modo de vivir de Jesús, a la manera de Dios, podía traer consecuencias. María, acepta, desde la fe, abandonarse en Dios, permanecer al pie de la cruz. No es nada fácil, ¡nada fácil! sentirse amada en el dolor y vivir el dolor desde el amor. Es el momento de dejarse amar y de amar, aún con el alma rota en pedazos. (María, al pie de la cruz) Para escucharla canción cliqueá el siguiente enlace:  Es el momento.mp3 Este momento en que no cabe más dolor este momento en que no hay más soledad
este momento sin sentido este momento sin abrigo
este momento de desierto y sequedad ES EL MOMENTO DE PERMANECER SEÑOR, NO DEJES FLAQUEAR MIS PIES CONFÍO EN TU AMOR Y TU BONDAD NO SÉ SI ESTE DOLOR ACABARÁ PERO ESTOY AQUÍ,ESTOY AQUÍ, C…

Vigilia pascual

Imagen
EVANGELIO EN AUDIO: JUAN 20, 1-9

Catequesis de la Vigilia pascual1.La resurrección significa que Jesús es el gran argumento, que el cristianismo ofrece a la humanidad, para mostrar que la vida es más fuerte que la muerte. El Resucitado nos dice, según la fe de los cristianos, que, más allá de todas las evidencias que se nos imponen, la muerte no tiene la última palabra en el destino de los humanos. No estamos destinados al fracaso y a la corrupción, sino a la vida y a la felicidad.
2.Pero nunca se debería olvidar que la esperanza en "otra vida"más allá de la muerte, puede convertirse en una amenaza para "esta vida". Todos los que, a lo largo de la historia de las religiones, han muerto matando, han llegado a ser asesinos porque la esperanza en la otra vida les ha dado argumentos para matar y para matarse. Los terroristas suicidas se han inmolado en tantas masacres porque estaban persuadidos de que, haciendo eso, entraban en el paraíso de los resucitados.

3.Sin llegar …